FILARIA

La filariasis es una enfermedad cardiopulmonar, producida por el parásito Dirofilaria Inmitis, el cual es transmitido por mosquitos de la famia Anopheles.

Aunque su principal hospedador es el perro, también puede afectar a gatos, a hurones y a personas, ya que es zoonótica.

Una vez inoculadas las larvas en sangre a través de los mosquitos, estas se desarrollan llegando a medir hasta 30cm, y se alojan en las cámaras cardiacas y en los vasos pulmonares. Aunque puede pasar tiempo sin que el animal desarrolle sintomatología, acabará apareciendo tos, fatiga y adelgazamiento para finalmente acabar en un fallo cardiaco y/o respiratorio.

Para evitar esto, es recomendable realizar un diagnóstico temprano en aquellos animales que por sintomatología o ubicación geográfica se sospeche que puedan estar infectados. Se puede realizar mediante pruebas de sangre para el caso de las microfilarias, o mediante visualización directa de las filarias en las cámaras cardiacas a través de ultrasonidos.

Siempre se debe diagnosticar correctamente, antes de realizar un tratamiento para evitar fallos cardiacos y/o reacciones anafilácticas por eliminaciones bruscas de filarias ya alojadas en el corazón.

Actualmente ya hay formas de prevención, tanto de manera anual como mensual para aquellos animales que vivan o viajen con frecuencia a zonas de riesgo.

Hasta hace poco, la zona sureste de España era endémica, pero actualmente, debido tanto al cambio climático como al aumento de desplazamientos de mascotas, se esta extendiendo por gran parte de la península.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies